IKEA aterriza en México

10 julio, 2019 geo_admin

La reconocida marca de muebles, objetos para el hogar, decoración y diseño sueca abrirá su primera sucursal en tierras mexicanas en el otoño de 2020. La llegada de la marca promete un cambio de paradigmas pues aparte de tener un espacio de 23.000 metros cuadrados, además, contará con un restaurante para capacidad de 665 personas, empleará entre 300 y 350 mexicanos y venderán más de 7.500 productos, tendrá un enfoque de sostenibilidad diseñado para captar agua pluvial y estar equipado con celdas solares.

            Con 418 tiendas en 49 mercados de Europa, Oceanía, Asia y América del Norte, la escasa presencia de IKEA en América Latina saltaba a la vista. Según la empresa, una de las razones de esta situación es que necesitan mercados de gran tamaño para poder operar con normalidad. El mercado mexicano se presenta como el candidato ideal para iniciar operaciones en el continente latinoamericano por sus características demográficas y económicas.

El impacto de IKEA en México

La innovación ha caracterizado y posicionado a  la marca de muebles desde su creación, por tanto, su futura locación en Ciudad de México promete impactar el movimiento de la plaza comercial en la que se instaurará. Encuentro Oceanía es el lugar escogido, pues más allá de ser un centro comercial, se acoge a las nuevas especificaciones de este tipo de construcciones; espacios que se convierten en un lugar al que la gente quiere ir no solo a hacer compras, sino que quieren pasar tiempo allí. Así, el diseño experiencial, gracias al uso de ambientes mixtos y opciones de entretenimiento, juega un papel clave para atraer nuevos usuarios y cumplir el objetivo de crear vivencias que causen efecto en todos los sentidos.

            Ahora bien, el impacto de la llegada de IKEA a la Ciudad de México no solo afectará al centro comercial, sino a la población y los hogares de la ciudad. Esto se debe a que el rango de tiempo que las familias están dispuestas a gastar para visitar la tienda es en promedio de una hora y media. Además de ser un un tiempo y distancia considerables, el total de personas que habitan en este rango de influencia es de 12.302.226, lo cual equivale a 3.459.72 hogares. Las cifras que respaldan la decisión de la empresa sueca de operar en la capital mexicana, pues los clientes potenciales son lo suficientemente robustos para responder a las necesidades de la compañía.

            IKEA en cifras

Asimismo, basados en estudios de geointeligencia realizados por Georesearch es posible determinar no solo las características poblacionales de la zona de influencia del nuevo punto de venta de IKEA, sino que también se conocen las características sociodemográficas de la población que visitará tanto el centro comercial como la tienda. En este sentido, el área de estudio presenta una sumatoria de $98.059.048.568 pesos mexicanos de ingresos mensuales por parte de los hogares, lo cual representa un promedio de $28.348 pesos mexicanos al mes.

            Adicionalmente, para determinar el lugar ideal para la apertura de la nueva sucursal de la tienda de muebles un factor fundamental, aparte de la población y sus características sociodemográficas, es el mix comercial que presenta la zona a estudiar. De los 372.174 comercios que se encuentran en los alrededores del centro comercial, la mayoría son tienditas, restaurantes, peluquerías, repuestos y accesorios de vehículos y librerías. Esto significa que no hay una oferta comercial o competencia directa para los productos y servicios que ofrece IKEA. Por otro lado, los servicios que más se encuentran en la zona estudiada son colegios, consultas médicas, jardines, laboratorios clínicos e instituciones de educación superior.

La ubicación ideal

Al realizar el análisis y sumatoria de los múltiples datos recolectados; tiempo y distancia que los clientes potenciales están dispuestos a gastar en llegar al lugar, ingresos promedio de la población aledaña y los comercios y servicios que se presentan como competencia directa o indirecta para la apertura de la tienda, se encuentra que, efectivamente, existe un mercado objetivo de 8.947.770 que representa $4.657.379.561 pesos mexicanos de gasto potencial en la canasta de IKEA.