El ecommerce y las nuevas tecnologías revolucionan el sector inmobiliario

10 julio, 2019 geo_admin

El ecommerce y en general el uso de nuevas tecnologías están provocando un cambio en los hábitos de compra de los consumidores de todos los sectores económicos. Ante eso, el comercio tradicional se tiene que transformar para poder competir con los nuevos canales de distribución. La aparición de las nuevas tecnologías y, especialmente, del ecommerce, hace que estemos en un proceso de transformación acelerado que obliga a los actores tradicionales a adaptarse a las nuevas necesidades del consumidor.

Las cifras

            De acuerdo con esto, según Sergio Pérez Castilleja, director ejecutivo de Servicios Corporativos Globales (GCS) LATAM de Newmark Knight Frank (NKF), “tan solo en la Ciudad de México se absorbieron más de 150,000 metros cuadrados de espacio de oficinas, por empresas ligadas a la tecnología y comercio electrónico”. Las cifras lo confirman, en el 2012 el ecommerce representaba 85.700 millones de pesos mexicanos, mientras que según informes, en el 2018 esta cifra aumentó a 137.505 millones de pesos. Además, de enero a septiembre de 2018, se realizaron poco más de 181,000 millones de pagos en comercios y servicios con tarjetas de crédito o débito, representando las compras en tiendas electrónicas el 9.4% del total de las operaciones efectuadas con estos medios de pago y el 10.2% en términos de valor.

            Ahora bien, el sector inmobiliario no escapa de verse modificado por el auge del uso de nuevas tecnologías. De hecho, el directivo de NKF asegura que en 2019 las transacciones de compra y venta de bienes y servicios por internet, serán la actividad que marque la pauta en el mercado de la logística y distribución en el sector inmobiliario. Las facilidades que aporta la implementación de herramientas como el machine learning o el big data a un sector como el de los bienes raíces es enorme y está aún en una fase inicial de desarrollo.

            En el sector inmobiliario se ha empezado a aprovechar el big data para recolectar y analizar datos a gran escala sobre múltiples variables que intervienen en el negocio como la antigüedad de los inmuebles, el barrio, la superficie, la categoría, etc. Por otro lado, el machine learning aporta otra innovación importante para el sector pues, con esta técnica se puede predecir el precio que puede alcanzar un bien inmobiliario en un tiempo determinado, la evolución de los precios o qué cantidad es la más adecuada para tasar un bien de este tipo.

            Adicionalmente existen más servicios y herramientas tecnológicas que prometen seguir cambiando la forma en la que se realizan negocios en el sector de los bienes raíces. Otro ejemplo claro es la geointeliencia, una forma de ubicar y predecir los movimientos y comportamientos que puede tener un negocio o empresa basado en georeferenciación.