El futuro del retail: estrategias omnicanal

11 junio, 2019 geo_admin

El ecosistema del sector del retail ha cambiado radicalmente lo cual lo ubica en una encrucijada; llegar a un punto de equilibrio entre la experiencia en tiendas y la experiencia de comprar online. Llegar a encontrar el balance entre estos dos tipos de consumo, es la clave para establecer un nuevo paradigma en la industria del retail a nivel global.

La evolución del comportamiento del consumidor se ha visto altamente influenciada por la introducción de la cultura digital; el consumidor hace uso de la tecnología para leer reseñas sobre un producto de su interés en Internet, recibe publicidad en redes sociales o interactúa con este por medio de una página web o aplicación. Estas acciones online, son las que desembocan en llevar al usuario finalmente visitar una tienda física a adquirir el producto al que estuvieron expuestos en la web.

Omnicanalidad

Hasta ahora, esto no representa una novedad, pero se ha establecido que esta dinámica también sucede en el sentido inverso, es decir, las tiendas físicas también inducen a la compra vía online. Este fenómeno es lo que no solo ha reposicionado a las tiendas físicas como un factor clave en el proceso de compra, sino que las ubica en una posición que requiere que estas evolucionen y se adapten a las nuevas necesidades de los usuarios.

El consumidor espera cada vez más de su experiencia en un punto de venta físico, pues esta visita debe ofrecer más de lo que puede ofrecer una visita a un ecommerce y cumplir por completo con sus expectativas. El reto ahora se encuentra en desarrollar estrategias omnicanal que satisfagan efectivamente las demandas del mercado.


“El 69% de los retailers han invertido más de £20.000 durante el 2018 en investigación de mercados y análisis de data. Adicionalmente, el 27% de esta cifra ya emplea Location Intelligence y herramientas de geolocalización “.

De esta forma, el paso fundamental para llegar a estrategias omnicanal efectivas, es hacer uso de la data disponible para entender a profundidad las necesidades de nuestro público objetivo, donde factores como la industria, la ubicación, la edad y el salario se quedan cortos para realizar predicciones precisas. En este caso, sistemas de Geointelingencia permiten un análisis de la data que arroje la información precisa para llegar a insights claves en el entendimiento de un mercado.