En últimos quince años, 119 mil familias se sumaron al segmento ABC1 en la Región Metropolitana

14 junio, 2017 administrator

Informe cruza datos de entidades públicas y privadas, e incluso fotografías satelitales compradas a la NASA, que analizan todas las manzanas de Santiago. En quince años el mapa de los hogares y los estratos socioeconómicos de Santiago cambió drásticamente.

La Región Metropolitana pasó de tener 1.539.308 hogares en 2002 a 2.153.294 este año, es decir, casi 614 mil nuevas Familias se crearon en la capital.

Los datos corresponden a un estudio realizado por la Empresa de Geointeligencia , GeoResearch, y fueron levantados a partir de información pública y privada.

De esta variación, el crecimiento más significativo lo registraron los segmentos socioeconómicos ABC1 y C2. En conjunto sumaron 336 mil nuevos hogares, es decir prácticamente la mitad de todo el crecimiento urbano de la capital. Por separado, al ABC1 se sumaron 119 mil familias, mientras que al C2 ingresaron casi 218 hogares.

Entre los datos incluidos están mediciones realizadas por el INE, como la última Encuesta de Presupuesto de las Familias de 2012 y de Caracterización Socioeconómica (CASEN) de 2015, ambas actualizadas por IPC, junto a información proveniente de los municipios y sus direcciones de obras —como permisos de edificación—, del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y de empresas inmobiliarias, incluyendo nuevos proyectos, ventas, precios, al igual que información de consumo de firmas relacionadas al retail y servicios.

Toda esta información estadística es coronada por estudios manzana a manzana de toda la urbe, a partir de fotografías satelitales compradas a la NASA y cuyo costo parte en los US$ 500 por imagen. A partir de estas fotos, tomadas a distintas horas del día, se puede determinar aspectos como el número de vehículos en un hogar, si tiene o no piscina, o el flujo de vehículos en una determinada calle, explica el gerente general de GeoResearch, Daniel Encina.

El resultado tras la mezcla de toda esta información es un mapa —que la consultora vende a sus clientes, principalmente firmas del retail o servicios, para ayudarlas a decidir la instalación de un nuevo punto de venta en una ubicación determinada—, pero que también muestra cómo ha crecido o se ha movido la ciudad en términos de su composición socioeconómica. Y ahí es donde se evidencian cambios importantes.

La familia se mueve

Uno de los cambios más notorios es el crecimiento de los segmentos de mayores ingresos desde comunas tradicionales, como Las Condes, Vitacura, Lo Barnechea o La Reina, a otras más periféricas como Colina, Quilicura, Calera de Tango, Talagante y Pirque.

En estas últimas comunas, esta expansión se ha dado mayoritariamente con la urbanización de parcelas.

El caso específico de la zona de Chicureo en Colina muestra que mientras en 2002 había menos de 100 hogares, hoy existen alrededor de 5.300 nuevas familias instaladas, de las cuales prácticamente el 100% es del segmento más rico, describe Encina.

Eso sí, explica que actualmente hay una subdivisión mayor en el segmento ABC1, pues el abanico de ingresos en estos hogares puede ir desde los $ 2 millones y superar ampliamente los $50 millones, dependiendo de la ubicación dentro de la región. Esto coincide con la nueva segmentación socioeconómica divulgada el año pasado por la Asociación de Investigadores de Mercado (AIM), que separó al segmento de mayores ingresos entre AB (clase alta), C1a (clase media acomodada) y C1b (clase media emergente), en virtud del acceso a determinados bienes de consumo, como internet, televisión por cable, automóviles y electrodomésticos, entre otros.

¿Y los sectores medios?

Respecto al camino que sigue el resto de los grupos socioeconómicos en la Región Metropolitana, el C3 creció en 98.730 hogares en los últimos quince años y el D lo hizo en 120.168. En conjunto, ambos sectores implican el 52,7% de los hogares que existen hoy en la región. Eso sí, su peso respecto a 2012 descendió, pues en aquel tiempo ambos representaban el 60%. El segmento E se incrementó en 58.951 familias.

En términos de ingresos, los hogares del C3 se mueven entre $636 mil y $ 1 millón, mientras que el D lo hace entre $ 287 mil y $ 636 mil, y el E se mueve por debajo de los $ 287 mil.

Comuna a comuna, el análisis de GeoResearch muestra que Puente Alto y Maipú, que en 2002 eran las comunas con mayor cantidad de hogares, mantienen esos puestos, con 177.431 y 150.344.